Vitaminas Vivas O Momificadas Para Quemar La Grasa Abdominal

¿Cuál consume Usted?

En éste las artículo aprenderás las diferencias entre las vitaminas naturales y las vitaminas sintéticas” ¡Garantizado! Hoy en día tenemos 2 formas de generar vitaminas: En forma natural = vitaminas vivas o Derivadas del alquitrán mineral o subproductos del petróleo = vitaminas muertas o momificadas.

Esto nos lleva a la obvia conclusión de que las vitaminas naturales o biológicas, son substancias alimenticias, mientras que los derivados químicos y sintéticos son verdaderas drogas y/o medicamentos diseñados para imitar la sustancia natural pero que no necesariamente son capaces de reemplazarla. Dichas substancias orgánicas naturales generalmente no cuentan con el favoritismo de los químicos farmacéuticos.

A pesar de que son muy beneficiosas para el ser humano, su promedio de vida es breve, como todas las materias biológicas vivas.

Todos los alimentos son aptos para suministrar nutrientes, incluso los microorganismos y bacterias se benefician de ellos, atacándoles y acortando su vida útil. En cambio los productos sintéticos no representan nutrición vigorizante para nadie, aunque su periodo de duración puede ser de años e incluso indefinido en el caso de este tipo de derivados, definitivamente no aportan nutrientes.

“Vitaminas momificadas” es un término otorgado a las vitaminas sintéticas derivadas de sustancias que han estado muertas durante miles de años.

Al comienzo de ésta era, una gran parte del Medio Oriente fue sepultado bajo un enorme depósito de tierra. Esto ocurrió de manera repentina, lo que permitió a la vegetación y a la materia biológica permanecer intacta y con capacidad de descomponerse y transformarse en petróleo, gas, carbón, etc., lo que se evidencia a través de los grandes depósitos bajo el desierto.

De este antiguo bosque proviene el petróleo que proporciona energía a los autos, aviones, artículos de uso doméstico y mucho más.

Puede que no siempre pensemos en esto, pero sólo imaginemos cuantos millones de árboles y otro tipo de materia viviente de esa antigua época se almaceno para brindarnos energía hoy.

Aunque sea difícil de creer, unos de los subproductos modernos del petróleo son los medicamentos y vitaminas sintéticas. No es mucho lo que se desperdicia de esos antiguos y momificados bosques.

La industria farmacéutica utiliza y prefiere casi exclusivamente los derivados de los subproductos provenientes de los productores de energía fósiles del carbón y petróleo, éstos son más económicos de procesar en grandes cantidades, se estabilizan fácilmente, pues al estar muertos e inactivos no sufren descomposición ulterior. Cada lote es idéntico o casi idéntico por lo que puede ser etiquetado con bastante precisión y por otra parte las bacterias tienen menos probabilidad de invadir estas sustancias no biológicas.

La industria farmacéutica depende profundamente en el continuo suministro de petróleo a precio razonable.

Más del 90% de todas las vitaminas vendidas en el mundo son inherentemente sintéticas o químicas, por lo que son fáciles de almacenar y son lejos más económicas para la industria farmacéutica pues cuestan solo una parte de lo que cuesta hacer las mismas vitaminas de substancias vivientes u orgánicas.

Siempre ha existido diferencias de opinión entre los terapeutas naturales y aquellos que creen en las drogas sintéticas, pero hoy en día existen numerosos expertos en el mundo de la investigación farmacéutica que también nos están advirtiendo acerca del perjuicio por el continuo uso de los aditivos, colorantes y preservantes sintéticos.

Agreguemos a esto la cantidad de químicos no biológicos que se transfieren de la industria agrícola a nuestro sistema alimentario, estos representan la más grande causa de enfermedades degenerativas del siglo XXI.

Todos los químicos tienen efectos secundarios en las células vivas, tanto en animales como en nosotros mismos, entonces es bastante obvio que las vitaminas sintéticas al ser inherentemente químicas también tienen efectos secundarios.

Resulta muy preocupante que la mayor parte de los químicos farmacéuticos aún creen, o desean creer, que las vitaminas sintéticas y naturales son equivalentes y, por lo tanto, las estadísticas que muestran la peligrosidad de las vitaminas, son sólo de las sintéticas. No hay un solo registro de muerte por toxicidad de vitaminas naturales, pero las vitaminas muertas o momificadas sí se han visto implicadas en serios efectos colaterales.

Lamentablemente hay quienes mal utilizan estas estadísticas, porque desean crear una nueva legislación que podría declarar peligrosas a todas las vitaminas sintéticas como naturales y por lo tanto tendrían que ser comercializadas solamente por farmacéuticos.

El común de la gente considera que las vitaminas naturales son superiores y como están cada vez más atentos a esto, las ventas de los sintéticos están cayendo rápidamente cobrando gran importancia para la industria de los derivados de combustible fósil.

En conclusión ¿Cómo saber cuáles son vitaminas vivas o momificadas al momento de adquirirlas? Lea la etiqueta. Por ejemplo: Si dice sólo vitamina E, significa que es sintética.

Las vitaminas naturales siempre indican la fuente de donde vienen. Podría ser el germen de trigo, semillas de maravilla, entre otras. Esta información nos indica que son naturales = beneficiosas.

Al finalizar éste artículo, te sugiero que utilices sólo las vitaminas vivas o naturales, recuerda que éstas te ayudarán a tener una mejor salud y calidad de vida.

Me gustaría que me dejarás un comentario sobre este artículo que acabas de leer, si crees que es de valor, compártelo con tus amigos, también cuéntame un poco de ti.

Personalmente estaré contestando sus preguntas y comentarios.

1 respuesta

  1. Me gustaría invitarles a conocer mis Vitaminas Vivas Magnetizadas. Entre el catálogo la Reductora y Reafirmante que está consiguiendo óptimos resultados en los hombres.